Catalan animatronics, inc the Turk’s head on Barcelona cathedral organ

Working out how to implement two autonomous psychotic dwarf robots.

Working out how to implement two autonomous psychotic dwarf robots. A serependity: Some church organs apparently had an automated Turk’s head:

La extensión cronológica del repertorio de Tamarite, abarca melodías de la primera mitad del siglo XVIII, hasta finales del siglo XIX… La Carassa. Melodía usada para la “carassa”, cabeza de turco que colgaba de algunos órganos, que movía los ojos y la boca por acción del organista, que a la vez complementaba los movimientos con sonidos de diferentes registros, imitando alaridos y otros sonidos burlescos. Aparece con los títulos: “Largo. La Pabana” y “La Pavana” en el cuaderno de Bañolas (nº 69) (nº 76) (nº 107) (nº 167) (nº 321) y sin título (nº 170).
La melodía: “La Carassa” es una de las aportaciones más interesantes de este cuaderno. Gracias a esta anotación, hemos recuperado una de las melodías que se empleaba para la ejecución de los movimientos (de los ojos y de la boca) de las cabezas de “moro” que colgaban en los órganos renacentistas y barrocos. El uso de la “carassa” en los órganos es típico en Catalunya desde el siglo XVI, hasta finales del siglo XIX, y entrado el siglo XX, quedan como vestigio de otros tiempos, en simple forma escultórica inerte, debajo de la estructura del instrumento. En la actualidad todavía existen ejemplares como el de la Catedral de Barcelona, que fue retirado por las circunstancias contemporáneas de ámbito internacional, ya que representa de manera grotesca la cabeza de un turco.

All this and more in El cuaderno de órgano de Tamarite de Litera by Galdric Santana Roma, which throws fascinating light on rural church music in the 18th and 19th centuries. Joaquim Zueras Navarro has more on the Turk on the Barcelona cathedral organ, which moved its jaw and spewed sweets to children on feast days until the Turkish ambassador’s visit caused its removal, whereupon the experts concluded that it was actually Pontius Pilate.


Conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *