Proyectos

Mi primera peli, mi primer álbum y hay una cosa más.

¿Te gusta la peluca? No es fácil encontrar unas buenas sintéticas, como me contó el otro día la mismísima Maribel Guardia.

¿Te gusta la peluca? No es fácil encontrar unas buenas sintéticas, como me contó el otro día la mismísima Maribel Guardia.

Disfruté mucho hace 15 días cantando 40 canciones holandesas patrióticas y populares en 2 horas para el nuevo rey, pero es hora de seguir adelante con repertorio y proyectos aún más interesantes. Unas prioridades:

  1. Mi primer álbum, Yo Soy El Organillero. Hay una lista provisional de números aquí.

    Lo de Lorca me preocupa bastante después de leer esta anécdota de Ramon Chao < Alejo Carpentier:

    Se paseaba [el señor carpintero] con García Lorca por el barrio de Lavapiés en Madrid; el poeta andaluz actuaba de cicerone del escritor cubano cuando al paso de una calle oyeron un organillo de partitura perforada y manivela. Lorca propuso: “Vamos a joder al ciego, que se jacta de saberlo todo”. Fueron ante el organillero, y muy respetuosamente lo abordó Lorca: “Maestro, ¿nos puede interpretar algo de Beethoven?”. Y el ciego venga con el Para Elisa. Luego le dijo: “¿Y algo de Soutoullo?” Y el ciego le suelta La leyenda del beso. Al fin, ante el avispado invidente, Lorca le lanzó la pregunta definitiva: “¿Y la Internacional?” (que además en aquellos tiempos no era muy recomendable). “¿La quiere comunista o socialista?”, contestó el maestro. “¿Acaso conoce usted dos ?”, replicó sorprendido el poeta. “Sí, claro: la comunista es muy grave, mientras que la otra es más floreada”.

    Nosotros organilleros tenemos que luchar a diario contra esta falta de respeto. A ver, chicos: Lorca es el poeta favorito de la gente que odia la poesía porque sus mensajes son confusos pero sus imágenes claras. Así que el único truco y la única solución disponibles para sus obras son de gritarlas lo más alto posible:

    Tengo hecho un arreglo sorprendente de esta Gacela del Amor Previsto (una gacela es un perrito árabe cornudo), que, aunque parece que los críticos no se hayan dado cuenta, va sobre las relaciones y muertes del poeta y José Antonio en el 36, en el cual grito como nadie antes ni después. Tal venganza musical existe ya en el mundo del jipjop – he aquí el señor Chaka, que será gran promesa del superwelter catalán y por lo tanto el español si alguna vez Javier García Roche nos deja para cultivar su jardín:

    – y por este motivo espero ser reconocido dentro de muy poco como el primer organillero-gánster del mundo aparte de Culiacán, donde hay unos cuantos. ¿Qué es el organillo (Bierce dice accordeón; es igual) en términos musicales, si no el único instrumento verdaderamente en sintonía con los sentimientos del asesino?

  2. Mi primera película, siendo una versión de Tristan und Isolde del conocido nazi Ricardo Guágner:

    Sin revelar demasiados secretos, creo que ya tengo fichado una actriz estrella, y parece que hay caballito Shitland, barco, y cámara. Un problema se encuentra en que el caballito vive como Cristo Rey en la casa de unos gitanos evangélicos en orillas del Besós mientras el barquito es propiedad de unos pescadores alemanes en la Costa Dorada, pero mi transportista fija está en ello(s) y al revés.
  3. Siempre suena bien tener una tercera prioridad.

Similar posts


Conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *