Cosas de septiembre

Los acantilados entre Brighton y Newhaven, donde cogí el ferry de noche tras unas duras horas bajando desde Londres contra un viento muy fuerte y con mucha lluvia. Newhaven tiene mucho pescado pero ninguna tienda de fish & chips, porque no hay italianos.

Los acantilados entre Brighton y Newhaven, donde cogí el ferry de noche tras unas duras horas bajando desde Londres contra un viento muy fuerte y con mucha lluvia. Newhaven tiene mucho pescado pero ninguna tienda de fish & chips, porque no hay italianos.

  • La canción que más cantaba yendo este verano en bici desde Londres a Toulouse fue la Vecchia pianola de Katyna Ranieri. Un amigo italiano me dice que sueno como un gay español, que naturalmente es buena noticia.
  • Paré en Toulouse porque hacía un calor treméndo, pero antes también asusté a bastantes veraneantes intentando a recuperar mi falsetto, que perdí por culpa de mis dos grandes enemigos, la pereza y la cerveza. En Holanda cantaba contratenor a menudo con un quinteto masculino en la antigua catedral de Haarlem, pero lo dejé para un grupo de ska y jevi (más moza y menos madrugar, pensaba). Sé que no voy a alcanzar ese nivel de nuevo, pero es una cosa que me encanta hacer.
  • Gante y Francia no salieron al final – iba a actuar como telonero para una banda hippie-campesina, pero se perdieron en un bar. No pastanaga: en 2014 sí que iré, sin bohemios o con aspirina.
  • Amiga francesa: el poema de John Donne que canto se llama “Sweetest love, I do not go.” (¿Tienes fotos que podría utilizar? Tuve que salir corriendo como un tití tocado al final y no te podía preguntar.)
  • Alguien apostaba que no sabría cantar Postman Pat en noruego. Aquí en homenaje a Ana Botella hay parte de un primer intento:
  • Eva tiene un par de cuentos nuevos para los cuales estoy escribiendo la música.
  • Al parecer tengo un colaborador para los talleres educativos “Haz tu propio órganillo.”
  • Miss Cecily ya tiene furgoneta, pero la tricicleta también está a punto y el Piaggio Ape sigue siendo una opción atractiva para mi madurez.
  • Hay más noticia naciente, pero no es sazón para contarla aquí.

Similar posts


Conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *