Una buenísima versión de Jolene

Brendan O’Neill lo llama al festival de Glastonbury “un baño de barro de mediana edad para los que no lograron malgastar su juventud” y “un campo de concentración contracultural”. No sé, pero todo lo siguiente me pondría enfermo:

He aquí en cambio la maravilla que hizo Strawberry Switchblade con su cover de la Parton en 1985 – el pintor más cutre del mundo, los sombreros monstruosos, el perro que pierde interés:


Conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *