La K es de kazoo

Cómo fabricarte uno, cómo combinarlos con otros instrumentos, y cómo comprarte el mejor del Organillero-Cantante.

Albert el mono infinito en su templo tocando <a href=Manantiales de nitroglicerina." title="Albert el mono infinito en su templo tocando Manantiales de nitroglicerina." />

Albert el mono infinito en su templo tocando Manantiales de nitroglicerina.

El Harley-Davidson del pobre con gusto, nuestro gran recuerdo de la obra del Molt Olorable, en su construcción se parece un poquitín a la oreja (cubre un hueco con un tímpano y hazlo vibrar), y se puede tocar con cualquier parte del cuerpo capaz de hacer entrar un ruido sostenido en un tubo. Así se hace uno con un rollo de papel higiénico y una goma elástica:

El gran británico Stuart Crout hizo un mashup de uno con un ukelele y un pianito de cola con lo cual toca y canta canciones como The Final Countdown. Salió durante unos segundos en un programa estilo Factor Eczema, pero se encuentra más feliz en casa:

Y yo los vendo.

[
“La X es de X___” es muy de político cansino, y el alfabeto surrealista cae mejor: “la X es de Y____”. La versión que aprendí de mi padre empieza así (hay que decirlo en voz alta, pensando en Londres):

A for ‘orses (hay for horses)
B for mutton (beef or mutton)
C for yerself (see for yourself)
D for dumb (deaf or dumb)

Pero hay otras. ¿Existe equivalente ibérico?
]


Conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *