Grandes descubrimientos del viernes

Cómo introducir la juventud a los auténticos valores socialistas; y cómo calentar la leche para tu café fácilmente, sin ensuciar la cacerola ni que se forme piel encima de la leche.

Cafeteras estilo Bialetti Moka Express.

Cafeteras estilo Bialetti Moka Express. Image: El Grafo.

  1. Estuve hablando el otro día con un viejo del PCE sobre cómo hacer olvidar la memoria de los genocidios y hambrunas de Mao, Stalin, Pol Pot, etc, sin tener que recurrir a lo de “Franco / Hitler / etc eran peores”; y cómo presentar a los jóvenes la cara mucho más amable que tuvo el radicalismo temprano – por ejemplo el Chiriví de la Jamancia: “á Cristina y Narvaez / y á tots los moderats / dintre de una paella / los freixirém plegats.” O quizá otra canción.

    Y anoche me vino la idea de hacer un mashup de Yo Tengo un Moco con La Internacional (“en pie famélica legión”), utilizando además elementos de Los Maestros Cantores de Núremberg de Wagner y la Eine Kleine Nachtmusik de Mozart, todo en ambiente tirolés y con mucho kazoo.

    Esta mañana lo hice. Creo que a mi sobrina (6) le gustará. A ver qué me dice el comité central.

  2. Metes la leche en el compartimiento superior de la cafetera (italiana, claro).

Puedes decir que soy un guarro, but I’m not the only one.

Similar posts


Conversation

Your email address will not be published. Required fields are marked *