¡A por los títeres!

La feria madrileña imita a Petruskha.